Si crees que un tobillo hinchado no es un problema que deba alarmarte, puedes estar equivocado, pues los tobillos no solamente se hinchan a causa de los golpes, sino que también pueden ser un signo de infecciones, problemas renales o coronarios.

¿Se te hinchan los tobillos? Averigua sus causas para saber si tienes que acudir a emergencias por medio de la información que te ofrecemos en Sanitas Promo Salud. En algunos casos, el problema puede ser muy grave.

¿Cuáles son las causas de un tobillo hinchado?

Mala circulación

Una de las causas más frecuentes de un tobillo hinchado es la mala circulación en las piernas. Esta hinchazón no provoca dolor, pero al final del día se sienten los tobillos pesados o se tiene la sensación de que están llenos de líquido.

Lesiones o torceduras

Los golpes o torceduras en el tobillo provocan hinchazón, así como dolor, dificultad para mover el pie y caminar. Una de las lesiones más comunes es un esguince de tobillo provocado por un golpe.

Tobillo hinchado: causas y tratamientos Sanitas Promo Salud

Problemas del corazón, de hígado o riñones

Los problemas en el corazón, en el funcionamiento de los riñones o del hígado pueden causar hinchazón en diferentes partes del cuerpo, especialmente en las piernas y los tobillos.

Infecciones

Cuando existe una herida infectada en un área cercana al tobillo, este se puede hinchar. Es una situación más común en las personas que padecen diabetes.

Preeclampsia en el embarazo

El tobillo hinchado es muy común en el embarazo. Esto se llama preeclampsia y está acompañado de dolor de cabeza o dolor abdominal, náuseas y retención de líquidos.

Tratamientos para un tobillo hinchado según sus causas

  • Mala circulación: acuéstate y eleva las piernas por encima del corazón o date un masaje desde los tobillos hasta la cadera para activar la circulación. Puedes también utilizar medias de compresión elásticas.
  • Lesiones o torceduras: coloca hielo sobre la lesión o coloca el tobillo hinchado en un cubo de agua caliente y luego en agua fría. Haz reposo durante 2 semanas hasta que el tobillo vuelva a la normalidad.
  • Problemas del corazón, hígado o riñones: si además de los tobillos hinchados se te hincha el vientre y tienes los ojos amarillentos, es probable que la causa sea del hígado o los riñones. Pero si te sientes muy cansado, te falta el aire y sientes una opresión en el pecho, probablemente las causas sean cardíacas. En ambos casos, debes acudir al médico de Sanitas de inmediato para realizar un tratamiento adecuado.
  • Infección: si la causa de tu tobillo hinchado es infecciosa, mantén la herida limpia y tapada y acude a emergencias.
  • Embarazo: si estás embarazada, consulta inmediatamente al obstetra de Sanitas, pues es posible que tus tobillos hinchados sean un síntoma de presión arterial alta, lo cual es muy peligroso para ti y para tu bebé.

Recuerda, desde Sanitas Promo Salud te ponemos en contacto con los mejores especialistas. Llama ahora.