Durante el transcurso del día, realizamos infinidad de actos y tenemos gestos y ciertos hábitos diarios que, aunque lo ignoramos, terminan siendo perjudiciales para nuestra salud. Veamos en nuestro blog saludable de Sanitas Promo Salud cuáles son.

En principio parecen inofensivos, pero cuando se repiten constantemente y pasan a formar parte de nuestra rutina diaria, podemos empezar a notar algunos desequilibrios en nuestro cuerpo.

Hábitos diarios perjudiciales

Algunos hábitos diarios que tenemos pueden transformarse en dolores, tendinopatías, sobrecargas, contracturas musculares y más dolencias que afectan definitivamente a nuestra salud que, de no corregirlos, pueden derivar en males mayores.

Usar tacones

Los problemas asociados a los zapatos de tacón afectan prácticamente a todo el sistema locomotor y provocan, entre varias cosas: ampollas, callos, esguinces de tobillo, dolores en el tendón de Aquiles, caídas, artrosis de rodilla, dolores en la cadera y en la espalda e hinchazones en las piernas, varices y más.

Hábitos diarios comunes que no sabías que son perjudiciales para la salud Sanitas Promo Salud

Usar demasiado tiempo el móvil

El uso del teléfono móvil es uno de los hábitos diarios modernos que ha resucitado patologías muy antiguas.

La artrosis de cuello que sufrían las costureras el siglo pasado, es el mismo de quienes ahora sostienen su móvil con las dos manos e inclinan la cabeza hacia abajo.

Los especialistas denominan “text neck”, o cuello lector, al trastorno muscular caracterizado por rigidez, dolor y cefaleas causado por mantener la cabeza gacha y la espalda encorvada durante demasiado tiempo.

Abusar del uso del ratón

Usar demasiado tiempo el ratón es uno de nuestros hábitos diarios más perjudiciales, pues trae consigo el resurgimiento del síndrome del túnel carpiano.

Esta patología deriva de cambios hormonales asociados a la menopausia o es propia de trabajadores que utilizan sus manos realizando movimientos repetitivos.

Si colocas tu mano de una forma inadecuada sobre el ratón o es uno de tus hábitos diarios tenerlo siempre en la mano, podrías sentir cierto acorchamiento en la mano, hormigueo y falta de sensibilidad.

Si quieres saber más, clica aquí y contacta con los mejores profesionales de Sanitas para que te ayuden en estos y otros problemas de salud.