La Asociación Española de Pediatría recomienda el uso del chupete, pues afirma que, contrariamente a lo que se creía, este no acorta el período de la lactancia materna y beneficia al bebé. Conozcamos mejor el asunto en nuestro blog de Sanitas Promo Salud.

Las evidencias científicas señalan que el chupete reduce el riesgo de muerte súbita infantil, hace más breve la estancia de los bebés prematuros en los hospitales y ayuda a los niños a dormir mejor.

Consejos para el uso del chupete

Si bien los expertos recomiendan dar chupete a los bebés, también aconsejan no dárselo al niño hasta que haya comenzado a mamar. Esto es así pues según se ha observado, el uso del chupete puede interferir en el proceso de implantación del hábito de la lactancia.

En los primeros meses se deben usar chupetes suaves de silicona, pues es un material resistente que no se deforma ni absorbe olores ni sabores. Luego se pueden utilizar chupetes de látex, que son más resistentes para los niños a los que les están saliendo los dientes.

Además, los especialistas afirman que el chupete de látex ofrece al bebé una experiencia de succión mucho más natural, lo cual ayuda a no obstaculizar la lactancia materna.

Consejos sobre el uso del chupete y sus beneficios Sanitas Promo Salud

Cuando el bebé es pequeño, el uso del chupete debe ser cuidadoso. Debe esterilizarse con frecuencia y si el modelo de chupete tiene tetina de látex, el esterilizado debe realizarse en frío. Para los bebés más grandes, es suficiente con lavar el chupete con agua y jabón.

En España existe una reglamentación específica para los chupetes, los que deben cumplir los requisitos de la norma AENOR de 2003.

Esto hace que los chupetes que se comercializan deben ser seguros para el bebé:

  • No pueden tener bordes afilados ni llevar pegatinas ni etiquetas.
  • La tetina debe medir un máximo de 33 mm y el disco que la sujeta tiene que ser lo suficientemente grande para que el bebé no lo trague.
  • El disco debe contar con 2 orificios para facilitar el paso de aire.
  • La cadena del chupete no puede exceder los 220 mm, para evitar el riesgo de estrangulamiento.

Anota estos consejos y disfruta con seguridad con tu bebé.