“Dependencia de sustancias o actividades nocivas para la salud o el equilibrio psíquico”. Así define el diccionario de la Real Academia Española a la palabra adicción. Pero además de saber su significado, ¿sabes cómo reconocerla? Desde Sanitas Promo Salud te traemos algunos consejos para que puedas identificar una conducta adictiva.

Signos físicos y psíquicos que ayudan a reconocer una adicción

Esta “enfermedad que afecta al sistema de recompensa, de motivación y de memoria del cerebro”, de acuerdo a la Sociedad Americana de Medicina de la Adicción (ASAM), provoca muchos cambios en las personas que la padecen. Es así que los adictos pierden su voluntad y su capacidad de elegir y tienen la imperiosa necesidad de buscar la sustancia/actividad de la que se volvieron dependientes y de hacer cualquier cosa para conseguirla.

Entre las señales a tener en cuenta para reconocer una adicción se encuentran:

  • Cambios bruscos de humor
  • Irritabilidad
  • Agresividad
  • Apatía
  • Depresión

Consejos para reconocer una adicción sanitas promo salud

Pero, además de los cambios a nivel psíquico, las adicciones también provocan alteraciones físicas que ayudan también a identificarlas. Por ejemplo:

  • Pérdida de peso
  • Ojos rojos
  • Manos temblorosas
  • Dificultades para conciliar el sueño

De todas formas, son los profesionales médicos los que deben evaluar a la persona para poder determinar fehacientemente si padece una adicción.

Este grave problema de salud no solo afecta al individuo en su conjunto, sino también a su entorno, sobre todo al familiar. Por tal motivo, un tratamiento de recuperación de adicciones debe ser abordado desde distintas perspectivas para encontrar la solución adecuada.

Por otra parte, hay que considerar que la recuperación no se obtiene de forma inmediata y que pueden ocurrir recaídas. De ahí la importancia de que los profesionales que intervienen logren empatía con el paciente.

Los especialistas de Sanitas están capacitados para brindar una solución interdisciplinaria a las adicciones. No dudes en consultar y en pedir ayuda para ti o para algún miembro de tu familia.

Guardar