Dentro de la prevención de riesgos laborales, esta es la parte que se encarga tanto de la prevención como de la rehabilitación de los aspectos posturales del cuerpo humano. De ahí su gran importancia. Por eso te damos información valiosa desde Sanitas Promo Salud y las claves para mejorar la ergonomía.

Diariamente repetimos determinadas actividades de manera continuada y adoptamos posturas corporales de forma mecánica de las cuales no somos conscientes, y lo hacemos por períodos de tiempo prolongados, tanto en el trabajo como en el hogar. Esto conlleva el riesgo de problemas de salud que afectarán a nuestra vida. Para evitarlos, es necesario tener en cuenta la ergonomía, por eso te explicamos cómo.

Claves para mejorar la ergonomía y evitar lesiones

Parte superior de la espalda

Si visualizamos el cuerpo como el tronco de un árbol, vemos que la espalda es la que mantiene el cuerpo en equilibrio y soporta las extremidades, de ahí que sea fundamental tenerla recta.

Es decir, la postura correcta es recta, con los hombros también rectos y relajados, no echados hacia adelante, y tampoco hacia arriba, la cabeza levantada también recta, no mirando hacia abajo. Al principio cuesta, pero luego te acostumbrarás a ella y a sus beneficios.

Parte baja de la espalda

Las lumbares también son una zona que sufren y mucho. La postura buena es también recta. Si estás sentado, pega esta zona al respaldo, no estés acostado en la silla, y si estás de pie, mantén la zona recta, no dejes caer los hombros y esta parte hacia delante.

Claves para mejorar la ergonomía Sanitas Promo Salud

Pies, piernas y muslos

Los pies deben estar en posición horizontal, totalmente apoyados en el suelo, no flexionados ni apoyados en la punta o el talón, y las piernas y muslos ligeramente separadas y sin flexionar hacia atrás en el caso de estar sentado, ni estiradas, sino formando un ángulo recto.

Postura correcta si estás de pie

Esta postura es especial si se prolonga en el tiempo. Para evitar lesiones, los pies deben estar rectos, es decir, mirando hacia el frente y alineados con la cadera, y la espalda y el cuello rectos.

Cuida tu postura con estas claves para mejorar la ergonomía y contacta con nosotros si necesitas ayuda profesional.