El aceite de palma es un ingrediente presente en gran cantidad de alimentos. Sin embargo, está cuestionado por ser rico en grasas saturadas -responsables de aumentar el colesterol malo- y porque puede contener compuestos tóxicos debido a su proceso de refinamiento, realizado a altas temperaturas. Hoy, en Sanitas Promo Salud, tu blog amigo de seguros médicos, te contamos qué productos suelen contenerlo.

Conoce en qué productos se utiliza aceite de palma

Este aceite vegetal se obtiene del fruto de la palma, una especie tropical que se cultiva principalmente en Indonesia y Malasia. Pero también se produce en países como Brasil, México, Colombia, Camboya, Tailandia y Papúa Nueva Guinea. Es un cultivo cuestionado por provocar daños ambientales, como la deforestación y el aumento de dióxido de carbono en la atmósfera.

Hoy en día es casi imposible no encontrar el aceite de palma en alguno de los productos que conforman tu lista de compras habituales. Y no solo se emplea en alimentos. También es utilizado en cosméticos, artículos de limpieza y biocombustibles.

Debido a su bajo coste, su durabilidad y su gran untuosidad, su uso se ha vuelto cada vez más habitual. De acuerdo a datos aportados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en la Unión Europea se consume una media anual de 59 kilogramos de aceite de palma por persona entre alimentación y elementos de higiene personal.

¿Pero en qué alimentos es muy probable que encuentres aceite de palma? Por ejemplo:

  • Galletas
  • Cereales
  • Pasteles, bollería y coberturas para postres
  • Aperitivos
  • Platos preparados
  • Margarina
  • Chocolate
  • Productos para bebés y niños (leche de fórmula y alimentos con cereales y frutas)

Alimentos con aceite de palma

Localizar el aceite de palma en los alimentos

Es importante que aprendas a localizar la presencia de aceite de palma en las etiquetas. Se lo puede mencionar de distintas formas. Entre ellas:

  • Aceite de palmiste
  • Grasa vegetal fraccionada e hidrogenada de palmiste
  • Sodium palmitate
  • Estearina de palma
  • Palmoleina u oleina de palma
  • Manteca de palma
  • Elaeis guineensis (nombre científico)

Lo recomendable para evitar el consumo excesivo de aceite de palma -y las posibles consecuencias negativas para tu salud- es llevar adelante una dieta equilibrada. Así pues, elude las comidas preparadas y los productos alimenticios manufacturados.

Recuerda que los especialistas de Sanitas están a tu disposición para asesorarte sobre este y todos los temas que atañen a tu salud física y psíquica.

Guardar