Muchas personas confunden el jogging con el running. Pero no son disciplinas iguales. Esta primera que aquí nos convoca es muy cómoda, accesible a casi cualquier edad y condición y muy beneficiosa para el cuerpo humano. Por eso, desde tu blog saludable de Sanitas Promo Salud, te vamos a explicar en qué consiste y cómo mejora tu bienestar.

Qué es el jogging

También llamado footing, es un ejercicio en el que se trota o simplemente se corre de forma lenta. Es decir, se practica sin prisa, de manera que, aunque se ejercita el cuerpo, este no recibe tanta tensión como en la carrera rápida o demasiado larga.

De todas formas, practicar jogging puede ser algo relativo, ya que, lo que para una persona es veloz, para otra puede ser lento en exceso y viceversa. Así pues, cada una debe practicarlo según sus necesidades y posibilidades.

Sea como fuere, es una actividad deportiva muy sencilla que puede ser practicada por cualquier persona, desde discapacitadas hasta mayores de edad e incluso niños pequeños.

Los beneficios

11 beneficios del jogging Sanitas Promo Salud

Se recomienda practicar jogging entre las 5 y las 8 de la tarde, cuando mejor se aprovecharán sus muchos beneficios y cuando se disfrutará de mejor clima:

  1. Mejora la forma cardiovascular.
  2. Decae la tensión arterial.
  3. Disminuye el riesgo de enfermedades de origen cardiaco.
  4. Mejora la resistencia física.
  5. Refuerza el sistema óseo.
  6. Ayuda a perder peso, ya que decae la cantidad de grasa corporal.
  7. Reduce los riesgos de sufrir cáncer.
  8. Previene enfermedades graves como la diabetes, que incluso podría remitir.
  9. Ayuda a que se fortalezca el sistema inmunitario.
  10. Refuerza la capacidad mental y potencia la fuerza psicológica de la persona.
  11. Mejora la calidad del sueño.

Estas son algunas ventajas de las que disfrutarás practicando jogging. Hay muchas más. Y recuerda, para complementar, contrata una póliza con Sanitas y vive feliz y en completo relax en resto de tu saludable vida.